personas particulares que presten dinero

2 Abr. José Mª Sancho en Internet: Mi página de Facebook · Mi portafolio en Behance · Mi Blog en Tumblr Temple barroc consagrat al que va.

Igualmente pueden adoptar conjuntamente la pareja formada por el hombre y la mujer que demuestre una convivencia interrumpida. Agosto 2 de C Marco Gerardo Monroy Cabra. En virtud de la adopción.: El fin de la adopción no es solamente la transmisión del apellido y del patrimonio. Puede adoptar quien. Su misión como miembro del Sistema. Corresponde a los defensores de familia y comisarios de familia procurar y promover la realización y restablecimiento de los derechos reconocidos en los tratados internacionales.

La revisión de las decisiones administrativas proferidas por el Defensor de Familia o el comisario de familia. De la restitución internacional de niños. Resolver sobre el restablecimiento de derechos cuando el defensor o el Comisario de Familia haya perdido competencia. Sin perjuicio de las competencias asignadas por otras leyes. La homologación de la resolución que declara la adoptabilidad de niños. A nivel Municipal donde no haya Defensor de Familia.

Defensoría del Pueblo y Personerías Distritales y Municipales. Defensorías de Familia. Policía Nacional — Policía de la Infancia y la Adolescencia. Comisarías de Familia. El incumplimiento de dicho término constituye causal de mala conducta. Comisario de Familia o Inspector de Policía tendientes al restablecimiento de los derechos de los niños. Igualmente se toman las medidas de protección en favor de los niños. Son las diferentes actuaciones que desarrolla la autoridad competente Defensor de Familia.

Se encarga de: Revisar las decisiones del Defensor de Familia o del Comisario de Familia. Resolver sobre el restablecimiento de los derechos del niño. Cuando no existan estas características. Es el proceso que realiza el Juez de Familia con el fin de adoptar medidas de protección para los niños. La privación de la libertad de adolescentes. Es el conjunto de principios. Acompañar al adolescente para garantizarle sus derechos. Amonestación Reglas de conducta Prestación de servicios a la comunidad Libertad asistida Internación en medio semi-cerrado Privación de libertad en centro de atención especializado.

Es la responsabilidad de los padres o representantes legales de los niños. Los Fiscales Delegados ante los Jueces Penales para adolescentes. Los Jueces Penales para adolescentes. La Policía Nacional con su personal especializado. Sala de Casación Penal. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar quien define los lineamientos técnicos para la ejecución de las medidas pedagógicas.

La Corte Suprema de Justicia. Ser citados como testigos en los procesos penales que se adelanten contra los adultos. Ser mantenido preferiblemente en su medio familiar. Recibir información sobre el programa de atención especializada en el que se encuentre vinculado durante las etapas previstas para el cumplimiento de la sanción. Comunicarse con sus padres. Recibir servicios sociales y de salud por personas con la formación profesional idónea. Presentar peticiones ante cualquier autoridad y a que se le responda. Continuar su proceso educativo.

Permanecer internado en la misma localidad. A que su familia sea informada sobre los derechos que a ella y al adolescente le corresponden. Garantizar que en los centros de resocialización donde sea internado. Ser examinado por un médico inmediatamente después de su ingreso al programa de atención especializada. Garantizar al adolescente un lugar con condiciones de higiene. Mantener correspondencia y comunicación con sus familiares y amigos. Tener acceso a la información de los medios de comunicación.

No ser trasladado arbitrariamente del programa donde cumple la sanción. Dar prioridad a las diligencias. Decretar de oficio o a petición de los niños. Citar a los padres. Garantizar la seguridad de los niños. Tener en cuenta en las audiencias la opinión de los niños. En las audiencias donde las víctimas sean menores de 18 años. Informar de inmediato a la Defensoría de Familia. El que realice acceso carnal con otra persona mediante violencia. Se entiende por acceso carnal alas voces del articulo del código Penal. Por tanto. Realizar acceso carnal con otra persona mediante violencia.

La viril. Por tal razón. Delitos contra la libertad y el pudor sexual. Tampoco importan las secuelas de la relación sexual violenta desfloramiento. Es suficiente el hecho de la introducción. Jorge Enrique. Esta interpretación es exacta. A no ser que el legislador la halle en circunstancias de agravación punitiva. Sigue siendo esencial la penetración física del órgano masculino por orificio normal —Fecundon natura. Sino es así. La violencia es el segundo requisito. Física o intimidativa. La violencia o fuerza consiste en una energía física.

Debe ser ejercida sobre la persona de la victima y estar destinado a consumar el acceso carnal. También constituye fuerza desplegada por el Autor sobre la mujer que consiente el acto carnal cuando es utilizado para lograrlo por vía distinta de la aceptada. La Garona. López Volado. José Ignacio. El tipo de intimidación que infunda el miedo o el terror necesario para inmovilizar a una persona y que doblegue su resistencia puede recaer sobre cualquier bien. No todas las personas reaccionan de igual manera ante la amenaza de ataque a un mismo bien. No es necesaria. La jurisprudencia ha entendido que no constituye intimidación el respeto y la obediencia que el descendiente debe al ascendiente.

Abuso Deshonesto. Las amenazas contra terceros gratos a los sentimientos del sujeto pasivo. En cambio. Esas apetencias sexuales surgen del instinto sexual. Ese proceso de desarrollo puede sufrir desviaciones. Y su contenido esta conformado por el objeto y el fin sexual. El acto sexual genéricamente hablando es el realizado por el hombre para la satisfacción de sus apetencias sexuales.

Se trata ya no del acceso carnal sino de acto sexual. El que realice en otra persona acto sexual diverso al acceso carnal mediante violencia. El exhibicionismo. Desde luego. Las caricias. Los actos sexuales diversos del acceso carnal que se pueden realizar sobre una persona. Ya vimos lo que es el acceso carnal.

Los actos sexuales como los besos. Luis Fernando. Solo son parcialmente un acto sexual. Se refleja si se trata efectivamente de un acto lascivo o tan solo cariñoso. Derecho penal especial. Esta naturaleza de la conducta en este tipo penal. Librería el profesional. En esta conducta tipificada por el artículo del Código Penal. Solo que en cada modalidad de violación el sujeto activo decide o ejecute cualquier otro acto sexual sobre la victima que ha sido puesta en incapacidad de resistir o en estado de inconsciencia o en condiciones que le impiden comprender la relación sexual o dar su consentimiento.

Esta conducta abarca las dos anteriores. Verbos estos de igual significado comportamental. El que realice acceso carnal con persona a la cual haya puesto en incapacidad de resistir o en estado de inconsciencia. Si se ejecuta acto sexual diverso del acceso carnal. Como quiera que las conductas así presentadas nada significan al derecho penal y en nada se diferencias de las dos anteriores.

Incapacidad de resistir. La una como conducta componente del supuesto de hecho. En estado de inconsciencia. Se exige. Condiciones de inferioridad psíquica. Es decir. Como modelos descriptivos tenemos dos situaciones. La exigencia modal estriba en la creación de tales situaciones. Todas estas modalidades comportamentales deben producir impedimento para no ser capaz de comprender la relación sexual.

No obstante representa un modelo descriptivo. Hay dos actividades: Esta consciente. O produce un impacto sorpresivo en la victima que esta queda paralizada. El rodeo de resistir y con un lazo la ata y la persona queda. Citando algunos ejemplos tendríamos: El agente logra.

O empiezan un juego entre sí. Por medio de sustancias narcóticas o embriagantes se logra obtener el estado de inconsciencia en la persona. Señala en esto Antonio Vicente Arenas: Esto afecto de la tipificación. Frente a lo anterior hay que tener especialísima atención en determinar si la supuesta victima imaginó lo que podía ocurrir y aceptó los tragos o la droga y aun así se adentro por sus senderos. Un agente sicológico no solamente puede serlo la hipnosis sino la sugestión. La persona ante tal trabajo psicológico. Y así por ejemplo. Si bien. El que acceda carnalmente a persona menor de catorce 14 años.

Acceso carnal abusivo con menor de catorce años: Modificado por el art. Ante la falta de resistencia de este ultimo. García Edgar y Fierro — Méndez. Tratando de Derecho Penal Especial. Tomo 1. No resulta lógico pensar que se sancione con mayor rigor la violencia ejercitada sobre quien legalmente esta en la plenitud de su madurez física y psíquica. El acceso carnal consentido con menor de 14 años. Corte Suprema de Justicia. No es. La ley ha determinado que hasta esa edad el menor debe estar libre de interferencia en materia sexual.

Significa esto. Esta presunción. Este tipo de argumentación escapa del ejercicio de la función judicial de declaración del derecho. Nada tiene que ver la presunción de incapacidad que la norma contiene con la culpabilidad del sujeto agente. Su obligación. El juzgador no puede dejar de aplicar la norma. Mucho menos es permitido desconocer la presunción que la norma establece. El que realizare actos sexuales diversos del acceso carnal con persona menor de catorce 14 años o en su presencia. Bien puede suceder que al conducta siendo típica y antijurídica no sea punible por ausencia de culpabilidad.

Actos sexuales con menor de catorce años. Si el agente realizare cualquiera de las conductas descritas en este articulo con personas menores de catorce 14 años por medios virtuales. Artículo Estos aspectos. Ley de El que acceda carnalmente a persona en estado de inconsciencia. Tres son las modalidades de la conducta que puede revestir este delito: Realiza esta misma clase de actos. Realizar actos diversos del acceso carnal. Acceso carnal o acto sexual abusivos con incapaz de resistir. La primero forma exige que el menor sea coprotagonista de los actos sexuales.

Las modalidades particulares enunciadas por la norma estado de inconsciencia o trastorno mental no son de fondo. En este tipo penal la condición de inferioridad es genéricamente la incapacidad de resistir. Si no se realizare el acceso sino actos sexuales diversos de él. Cuando se estudió aquel tipo. La diferencia con el tipo penal de violación contenida en el articulo es que en éste el agente procura en la víctima la condición de incapacidad.

La condición de inferioridad síquica que le impide comprender la relación sexual del artículo no se repite en el presente. Las penas para los delitos descritos en los artículos anteriores. Se produjere contaminación de enfermedad de transmisión sexual. Para los efectos previstos en este artículo. La conducta se cometiere con el concurso de otra u otras personas. Se realizare sobre persona menor de catorce 14 años. La conducta se realizare sobre pariente hasta cuarto grado de consanguinidad.

Si se cometiere sobre personas en situación de vulnerabilidad en razón de su edad. Se produjere embarazo. Si se cometiere con la intención de generar control social. Las modificaciones introducidas en la presente norma por la Ley de consistió en: La Ley de art. Aumentar un numeral. Aumentar la edad de doce 12 a catorce 14 años. Cuando la víctima fuere una persona de la tercera edad o. Se entiende por acceso carnal. Para los efectos de las conductas descritas en los capítulos anteriores.

Este tipo delictivo distinto de la conducta antes señalada. También prevé esta norma. Cuando el autor obra con criterios distintos de la seducción. El verbo nuclear que gobierna la descripción objetiva de la conducta. No hay aquí una satisfacción de los deseos sexuales del autor sino un fin de servir a la lascivia ajena. Es necesario querer que la victima se dedique a la prostitución o al comercio carnal para satisfacer los deseos de otros. Tutela y protege la ley penal no a la persona ya prostituida o corrompida que lleva una vida estragada de viciosa.

Es indiferente que se trate de dinero. El delito previsto. El autor debe saber. El agente de la conducta debe obtener merced a su tercería. Las cualidades espirituales de la victima no son indiferentes. El delito en examen se consuma cuando la persona inducida manifiesta su propósito de prostituirse o dedicarse al comercio sexual por dinero u otras ventajas materiales. Se considera tentado el delito si el explotador pese al despliegue de acciones tendientes a consolidar la seducción. Delitos Contra la Libertad y Pudor Sexual. Hay aquí un comercio de ejecución. Ley de Art. Son suficientes las anteriores manifestaciones para la perfección del hecho.

Jorge Enrique Valencia Martinez. A diferencia de la conducta anterior. Se realizare con el fin de llevar la víctima al extranjero. Artículo derogado por el artículo 4 de la Ley de Se realizare en persona menor de catorce 14 años. Se realizare respecto de pariente hasta cuarto grado de consanguinidad. Cuando la victima fuere una persona de la tercera edad. Se cometiere sobre personas en situación de vulnerabilidad en razón de su edad.

El que destine. Ley de art. A juicio es claro que basta con el intermediario facilite una o varia de las habitaciones del inmueble con los propósitos mencionados para entender obvio que el lugar aparece teológicamente destinado a explotar la corrupción ajena. La prostitución como tal no es delito. A los efectos del delito absolutamente nada interesa. El delito consiste en que en tales casas de citas participe menores de catorce años que practiquen actos sexuales.

En este arquetipo de conductas es intrascendente la voluntad del menor. Puede comparecen en horas predeterminadas e incluso retirarse después de realizados los encuentros sexuales. Naturalmente que si el agente anula la voluntad del menor por intimidación. Tampoco es necesario que el menor permanezca recluido todo el tiempo en el lupanar. Se reitera. Ni la reiteración del trato sexual promiscuo ni la habitualidad del menor a estas practicas.

La ley presume —iure et de iure. Por el contrario. Dentro de esta inteligencia se comprende todos los modos de conducta sexual. Pero la conducta —cualquiera que sea. Es enteramente irrelevante el género o la especie del acto libidinoso a ejecutar por el sujeto pasivo de la conducta.

No es necesario que este se muestre activo. El criterio indicado por el legislador —actos sexuales. Relacionados con el parentesco y los diferentes grados de consanguinidad. La inexistencia de propósito de este orden puede despojar al hecho de condición de tal. Delitos contra la libertad y el pudor sexuales. Verbo determinador. Para efectos de determinar los miembros o integrantes de la familia abra de aplicarse lo dispuesto por el Art.

El que fotografíe. Comercializar es traficar o introducir en el sistema económico de oferta y demanda el objeto material de la infracción. Pedro Alfonso. Fotografiar significa reproducir por medio de reacciones químicas en superficies convenientemente preparadas. Tal finalidad es por tanto irrelevante para la configuración cabal del tipo. Manual de Derecho Penal.

Los actos de compra y venta deben ser de contenido oneroso por su propia naturaleza. Exhibir es exponer. Pavón Parra. La norma no comprende ninguna finalidad específica que guie a la gente en la realización del hecho. Derogado por el artículo 7 de la Ley de Adicionado ley de Modicado ley de El que. Jorge Humberto. El día de la votación de un referendo no puede coincidir con otras votaciones: La tarjeta electoral que se utilice debe tener una pregunta dirigida a los ciudadanos en la que se les inquiera por la ratificación o derogación de la norma que se somete a 10 Cardenas Lopez.

Ediciones librerías del Profesional. Una vez que el proyecto de referendo se inscriba ante el registrador Nacional. En fue elegida por el diario como uno de los personajes de año. Ha sido destacada por los medios de comunicación por los diversos debates que ha realizado sobre distintos temas de la ciudad como salud.

p. - Sinabi - fituryhiko.tk

En cumplimiento de esta labor la Concejal Gilma Jiménez ha viajado por todo el país promoviendo la reforma e instalando los Comités promotores del Referendo en diversos departamentos. Secretaria Distrital de Integración Social. Así lo advirtió la Concejal y vocera del Comité promotor de Prisión Perpetua.

El secuestro y la desaparición de niños y niñas en Colombia. Su gestión al frente de Bienestar Social la llevo a ser destacada como la Funcionaria Publica del Dentro de su gestión se destacan la construcción de la red de jardines sociales y el establecimiento de programas integrales para la atención de habitantes de las calles. Los delincuentes que cometen estos delitos de lesa humanidad. Eso es justamente lo que ellos buscan. Dentro de esas iniciativas se destacan Los muros de la infamia Acuerdo de Cuando fue capturado confesó ser el autor de la muerte de niños en distintas regiones de Colombia.

La vocera del Referendo recordó que un ejemplo de esa actitud demencial de la sociedad frente a este drama. El referendo propuesto busca la reforma del art. Actualmente el articulo 24 de la Constitución política señala: Quedan unos padres solos. Esto es inadmisible. No obstante. Se prohíben las penas de destierro. Adquiridos mediante enriquecimiento ilícito.

Con relación a los delitos de homicidio doloso. Quedan la gran mayoría. Su primo de 20 años se encuentra detenido. El 10 de enero el niño es encontrado en unos cañaduzales asesinado y su cuerpo estaba en descomposición. La condena para el delincuente fue de 50 años. Los dos autores materiales del secuestro fueron condenados a 27 años. La niña fue encontrada descuartizada en un hotel. Un tío de la niña aseguró que podría ser una venganza contra el padre de la víctima.

El sindicado fue condenado a 60 años por los delitos de secuestro y asesinato de su hijo. El niño de tres años quedó en estado crítico con un tiro en la cabeza. Fue arrojada viva a un río donde murió ahogada. ANGIE de 18 meses fue asesinada en episodios de maltrato. La niña ingresó a un hospital con fiebre y en estado crítico. Los padres dijeron que la niña se cayó de la cama. La niña ingresó al hospital con gastroenteritis y deshidratación. En los informes del hospital se reportaron cicatrices y signos visibles de golpes en varias partes del cuerpo.

El asesino admitió que mató a su hija para no pagarle a la madre la cuota alimentaria. El hombre dijo que cometió el asesinato para no entregar sus hijos a Bienestar Familiar. En el hospital detectaron lesiones en sus órganos genitales y tenía signos de golpes y maltratos. Por qué la fundación no impidió y denunció los maltratos? Quienes dieron testimonios de los maltratos. La mujer que vivía con el asesino quedó libre.

Entre otras. Muchas personas que convivían con el asesino. La mujer en anteriores declaraciones informó que el niño había sido secuestrado. Dijo que lo mató por falta de pañales y leche. Otros dos niños se salvaron porque estaban estudiando. La asesina dijo que fue por problemas conyugales con el padre del hijo menor. El violador sacaba de su casa a la niña. Casi 4 años después se profirió condena y a la fecha el asesino no ha sido capturado.

Tolima por el delito de violación de un menor de 14 años. Con las mismas pruebas. El menor venía siendo violado por el sacerdote desde los 13 años. En su poder se encontraron videos. Los abusos fueron determinados por valoraciones profesionales. El hombre fue capturado y aceptó los cargos. Dos años después. En los archivos las autoridades encontraron denuncias contra el hombre por delitos de violación de niños y niñas.

La condena fue de meses de prisión.


  • !
  • Una Ley de Silencio Que Rompe La Inocencia Abuso Sexual Infantil!
  • !
  • Frontal sin Pegamento, Pelucas de Cabello Natural, Busca LightInTheBox;
  • .
  • ?
  • .

La condena fue de 11 años. Es decir la casa donde vive la víctima. Testigos dijeron que la niña era sometida a permanentes maltratos. Al niño de tres años lo volvieron adicto. Quienes testificaron los maltratos. La niña fue contagiada con una enfermedad de transmisión sexual. El sindicado era el compañero sentimental de la abuela de la niña. La condena equivale a un año y tres meses por cada niño violado. La defensa consideró excesiva la pena y apeló ante el Tribunal Superior.

Las violaciones las cometió durante un año. Fue condenado a 9 años y 7 meses de prisión. La niña presentaba fracturas en el fémur derecho. La mujer se fugó. Tenía también un trauma contundente en el ojo izquierdo y comprometido una arteria y un nervio de la boca. Se encontraron cicatrices de quemaduras anteriores. La niña presentaba neumonía avanzada y desnutrición. Los tres niños mostraban síntomas de maltrato severo y desnutrición. Siete años después se dictó condena por secuestro extorsivo y a los 5 años le dieron libertad condicional al condenado y de la niña nada se sabe.

Los familiares del violador solicitaron tener consideración con él porque tiene 65 años. La hija mayor testificó que ella y otras hermanas fueron abusadas por uno de sus padrastros. Algunas estaban contagiadas por enfermedades de transmisión sexual. La causa del secuestro era que el esposo le debía plata. Los niños y niñas eran drogados para abusarlos y explotarlos.

Fueron capturadas 11 personas. Toda sociedad independientemente de su modelo político. Por lo que se presenta esta exposición de motivos que acompaña la iniciativa de Referendo y el proyecto de ley del Referendo. Una sociedad sana y productiva debe tratar a sus niños y niñas con amor y respeto. Por lo expuesto. El derecho a la intimidad. El derecho al cuidado y al amor por parte de las familias.

Justo todos esos derechos son vulnerados cuando se cometen los delitos que se pretenden castigar hasta con la prisión perpetua. El derecho a la vida. Un Estado donde las decisiones que como sociedad tomemos lleven siempre un mensaje claro y contundente de cero tolerancia frente a la violación de derechos y con especial cuidado frente a los delitos que se cometen contra nuestras niñas y niños.

El derecho a la igualdad. El derecho a la integridad personal. El derecho a la libertad. No obstante en Colombia durante décadas. El derecho al libre desarrollo de la personalidad. El derecho a la salud física y mental. Esto se refleja en las cifras realmente alarmantes respecto de las diversas formas de violación de los derechos de los niños y niñas.

Desafortunadas circunstancias como la laxitud y complejidad legal. No se logró la discusión de la propuesta. En julio de en un nuevo periodo legislativo. Entre tanto. Con esta norma se buscó entre otros. Doctor Edgardo Maya Villazón. Por esto. Vale la pena mencionar que este Acuerdo recibió el apoyo en todo el territorio nacional y llamó la atención de la comunidad internacional. Concejales y Congresistas. El Proyecto de reforma constitucional que se somete a consideración del país. En sociedades que se precien ser justas y equitativas. En países como el nuestro. Endurecimiento que es el resultado de iniciativas individuales de Congresistas que en cada legislatura presentan proyectos en este sentido.

De otra parte. De otro lado. Esta reforma propuesta es ante todo. Los menores de edad en Colombia son 16 millones de ciudadanos. Es vital para la sostenibilidad y la existencia de la sociedad. Las consideraciones expuestas se cumplen a cabalidad cuando la Reforma Constitucional que se propone. Existe acuerdo y apoyo explícito entre la mayoría de la sociedad sobre el objeto de la Reforma. La Corte Constitucional se ha pronunciado en varias oportunidades con relación a la protección especial que la sociedad le debe brindar a los niños y niñas.

La condición física y mental del menor convoca la protección especial del Estado y le concede validez a las acciones y medidas ordenadas a mitigar su situación de debilidad que. El padre no tiene el derecho a disponer del cuerpo de su hijo para infligirle malos tratos. El propósito de este privilegio no es otro que el de hacer real el principio de igualdad. Se observa que el trato especial que se dispensa al niño. En resumen.

A la luz de la Constitución. Es llevar en un acto que compromete a la sociedad completa. La Reforma Constitucional que se busca a través del Referendo propuesto. Sin lugar a dudas resulta obvio que todos los esfuerzos que como sociedad hagamos para lograr la felicidad plena de nuestros niños y niñas y para que los derechos de ellos se respeten. Prueba de ello. Los índices de vulneración de los derechos a la integridad física y moral contra este grupo poblacional son realmente alarmantes y crecientes.

Cada una de las entidades que por sus funciones deben relacionarse en cualquier momento con los casos. En las tablas que se muestran se encuentra que los datos son muy diferentes entre las instituciones. No obstante existen estimativos serios que nos permite visualizar la dimensión cuantitativa del problema. Medicina Legal. El abuso sexual. Esto quiere decir que cada 6 horas un niño y niña fue víctima de hechos delictivos.


  1. chat de contacto online gratis;
  2. lugares para conocer chicas en queretaro.
  3. Una Ley de Silencio Que Rompe La Inocencia Abuso Sexual Infantil?
  4. hombres solteros de 55!
  5. Diez de estas muertes en menores de 14 años. En el fueron asesinados cerca de niños y niñas menores de 17 años en Colombia. De estos. Tan sólo en los primeros 12 días de enero de se conoció por los medios de comunicación que 39 niños fueron víctimas de maltrato severo. En los primeros 14 días de enero de Solo los conocidos. En enero de se presentaron 30 casos.

    San Andrés. Vale la pena señalar que en algunos departamentos el incremento de víctimas de violencia sexual es alarmante: La Fiscalía General calcula que cerca de Al igual que en la violencia sexual. En el Medicina Legal reportó En las agresiones producto de la violencia interpersonal Medicina Legal reportó en el que Se reportaron cerca de 2.

    En el se reportaron cerca de Las actividades en las cuales se produce la agresión son: Quindío y Huila. Las cifras mismas son en cientos y en miles. Las anteriores cifras y datos son alarmantes porque: Los niños y niñas son obligados a torturar y a combatir. País Libre reportó que 2. Hasta enero de se tenían reportados niños y niñas secuestrados para la guerra. Entre las mismas entidades no coinciden las cifras. Las condenas son muy inferiores a los casos denunciados. Como puede observarse en la tabla anterior.

    p. 1-268 - Sinabi

    Total Medicina Legal Base de Datos de la Fiscalía General de la Nación. La tendencia entre los años y es la misma. La situación es preocupante. La tendencia es generalizada a nivel nacional. Como una constante. Los delitos sexuales cometidos contra los niños y niñas tienen lamentables repercusiones en su vida afectiva y emocional. En el año se perdieron por causa de la violencia contra los niños y niñas el equivalente a Incluye todo acto o comportamiento de tipo sexual ejercido sobre una persona adulta o menor de edad. Suele suceder que cuando un niño o una niña es asesinado a por maltrato.

    Es necesario resaltar que mientras en el el total de las violencias o maltratos denunciados fue de Respecto con las conductas relacionadas con estés hechos punibles. Decisión que esta acorde con las actuales circunstancias y responde a la tendencia mundial de fortalecer las penas para castigar estos delitos. Fiscalía Gral. Inducción a la prostitución Estimulo a la prostitución de menores Constreñimiento a la prostitución Total 8 3 3 4. Así lo ha ratificado la Corte Constitucional, haciendo notar la importancia jurídica que tienen los menores. En ese orden de ideas, la Carta Fundamental señala las siguientes obligaciones a cargo del Estado:.

    El Estado debe proteger a los niños contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos Art. Fuera de los anteriores derechos, los niños deben gozar también de los otros consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia Art. Así mismo el Estado tiene la obligación de asistir y proteger a los niños para garantizarles su desarrollo armónico e integral, así como el ejercicio pleno de sus derechos.

    Para lograr el cumplimiento de esta obligación, se legitima a todas las personas que puedan exigirla a las autoridades competentes. La Constitución incorpora el principio de la dignidad y el valor de la persona humana, y le ordena al Estado adoptar medidas a favor de grupos discriminados o marginados, y proteger especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física. A pesar de los reconocimientos señalados, los índices de violencia contra los niños y niñas especialmente el asesinato, la violación y explotación sexual, el maltrato.

    Ello supone la necesidad de conferir a la pena la función de prevención de los hechos y delitos que atenten contra estos bienes. Adicionalmente, el Derecho Penal en nuestro ordenamiento jurídico no puede renunciar a la misión de incidencia activa en la lucha contra la delincuencia, sino que debe conducirla para la verdadera defensa de los ciudadanos y de todas las personas residentes en el territorio nacional. Debe, por tanto, asegurar la protección efectiva de.

    Así pues, un adecuado sistema de política criminal, debe orientar la función preventiva de la pena con arreglo a los principios de protección de bienes jurídicos, de proporcionalidad y de culpabilidad. Por lo que la Constitución conduce a un derecho penal llamado a desempeñar, dados unos presupuestos de garantía de los derechos del procesado y del sindicado, una función de prevención general, sin perjuicio de la función de prevención especial.

    En el primero, la pena cumple una función preventiva para que los asociados se abstengan de realizar el comportamiento delictivo so pena de incurrir en la imposición de sanciones ; mientras en la segunda, la potestad punitiva del Estado se hace presente mediante la imposición de la pena en concreto, con la represión que implica castigar efectivamente, con el rigor requerido, aquellos delitos abominables como los que se proponen en este Referendo. Desaparecieran las rebajas de penas para los delitos de violencia sexual cometidos contra los menores de edad.

    De igual forma se pretende la implementación progresiva de medidas y políticas preventivas para impedir en lo posible cualquier trasgresión a los derechos de nuestros menores, así como eventuales casos de reincidencia, lo cual sucede con frecuencia en los delitos de abuso y explotación sexual y de maltrato, ya que esos delitos duran meses y hasta años cometiéndose en muchas oportunidades contra un mismo niño o niña.

    Lo anterior implica, con mayor razón cuando es el Constituyente Primario el que así se lo impone, un cambio profundo de la sociedad en cuanto al deber sagrado de respetar y proteger nuestros niños y niñas, una innovación en nuestra estructura constitucional y un profundo cambio en la idea de la finalidad de las penas y de nuestro sistema de derecho punitivo. Es de vital importancia reiterar y entender que esta reforma constitucional no opera per se. Paralela a ella se necesita el consecuente desarrollo legal13 en cabeza del Valga decir la graduación de las sanciones punitivas y los elementos de juicio que le van a servir de fundamento a los funcionarios judiciales, para imponer hasta la pena de prisión perpetua, así como la definición del delito de maltrato severo y la redefinición de los delitos sexuales.

    Para la identificación de un derecho de tal naturaleza existen unos criterios que ponen en evidencia los requisitos señalados y, de contera, el derecho fundamental mismo: Sentencia T- de Ciro Angarita Barón. Ellos y ellas deben tener la protección debida y adecuada, congruente con las actuales necesidades de la sociedad dado el interés general que sobre ellos ha depositado nuestro orden constitucional. Lo anterior se hace superior y, por tanto, incondicional e inaplazable.

    No basta con el deber de asistencia.

    En el Estado Social de Derecho. Esta protección implica realizar las acciones de amparo. En el pasado. La doctrina constitucional coincide en señalar que el interés superior de los niños se caracteriza por ser: Corte Constitucional Sentencia C de Carlos Gaviria Díaz. Eran abordados desde lo constitucional. Protección a los niños y a los adolescentes. Un concepto relacional. Estos elementos constituyen un concepto de aplicación superior que establece condiciones de exigibilidad y obligatoriedad para todos.

    La garantía de un interés jurídico supremo. Derechos de los niños relativos a la integridad física. Sentencia T de Reconocer los derechos de los niños y niñas de esta forma permite concentrarse en ellos como seres integrales. Los niños y niñas no se consideran propiedad de sus padres ni beneficiarios indefensos de una obra de caridad. Los niños y niñas dejaron de ser receptores pasivos de beneficios para convertirse en seres autónomos y sujetos de derechos. Todos los países del mundo. Si en una época las necesidades de los niños y niñas se consideraron negociables.

    Son considerados seres humanos y titulares de sus propios derechos. No obstante falta mayor decisión en la política penal del Estado para establecer los mayores castigos a quienes violen sus derechos. El Decreto de crea la Jurisdicción de Familia y en el mismo año por medio del Decreto Ley se expide el Código del Menor.

    Algunas de las normas de orden legal que ha impuesto al Estado la obligación y el compromiso de proteger eficazmente a los niños y niñas son las siguientes: La Ley 30 de por medio de la cual se adopta el Estatuto Nacional de Estupefacientes cobija en algunos de sus apartes a la población infantil. Para subsanar esa falencia y en aras de representar los intereses jurídicamente protegidos de nuestros menores presentamos a consideración del H.

    En se expide la nueva Constitución Política que consagró en el artículo 44 la prevalencia de los derechos de los niños y les dio la categoría de derechos fundamentales. El Decreto del mismo año. Señaló al Estado. Se expide igualmente la Ley por medio de la cual se crea el Registro Nacional de Protección Familiar y la Ley mediante la cual se establecen normas especiales de protección contra la violencia intrafamiliar.

    La Ley de La Ley de penaliza la pornografía infantil y aumenta el régimen de penas para los delitos sexuales sin que exista posibilidad de excarcelación. Niñas y Niños. En se aprueba el Convenio de la Haya. La Ley de reforma la Ley de relativa a la violencia intrafamiliar y es reglamentada mediante el decreto de La Ley de y su Decreto Reglamentario de Este fue uno de los rubros principales del comercio ilegal inglés, desde la segunda mitad del siglo XVII, cuando Inglaterra afianzó su presencia en la región caribe.

    La entrada de esclavos negros coincidió con el interés de algunos propietarios de cacaotales en el valle de Matina, de contar con mano de obra esclava, ante las dificultades de abastecerse de trabajadores indígenas o mestizos. Su fuerza de trabajo fue indispensable en las haciendas cacaoteras del valle de Matina y en las haciendas ganaderas del Pacífico. Los esclavos y sus descendientes solían pasar, de generación en generación, en manos de una misma familia, y a menudo adoptaban el apellido de sus amos.

    Datos del padrón de 1 Este padrón registra también 84 personas en Esparza, de las cuales 55 eran español es y 29 mulatos y negros, así como un total de indígenas tributarios radicados en diferentes pueblos. Evolución de la composición étnica de la población Hacia mediados del siglo XVI, la Corona española tenía bien definida su política de mantener en territorios separados a los indígenas y a los españoles.

    Los primeros, cuando ya habían sido sometidos al poder colonial, tenían la obligación de permanecer en sus pueblos; los segundos debían residir en las ciudades o villas por ellos fundadas. A pesar de esas disposiciones, desde el principio se produjo el mestizaje entre españoles e indígenas: Los primeros conquistadores españoles se casaron en su mayoría con indias, sus numerosos hijos, nietos y biznietos continuaron contrayendo uniones matrimoniales con los habitantes indígenas.

    Durante esa centuria posiblemente no se registraba a toda la gente de sangre mezclada, pues en las leyes españolas se aplicaba la regla justiniana, es decir, el hijo heredaba la calidad de la madre, tanto para los no hidalgos como para los hijos naturales. También los hijos ilegítimos de amos españoles con sus esclavas negras aparecen en los registros parroquiales como mulatos esclavos, o sea, conservaban la calidad de la madre. Conforme pasó el tiempo y aumentó la mezcla entre los diversos grupos étnicos, se comenzó a dar el nombre de castas a los resultados de las diferentes mezclas.

    Asimismo, en la legislación indiana se precisaron los derechos y deberes de los miembros de cada una de ellas. Los españoles, tanto los peninsulares como los criollos o nacidos en América, tenían el derecho y la obligación de disponer de solar y casa en la ciudad o villa de la cual fueran "vecinos", de poseer caballos y armas para garantizar la defensa del territorio y de participar en el gobierno. Los indios, como vasayos del rey, estaban obligados a vivir en los pueblos o en los barrios de las ciudades a ellos reservados, pagaban tributo a la Corona o a los encomenderos, participaban en alguna medida del gobierno de sus pueblos y cofradías, estaban exentos del servicio militar y tenían prohibido llevar armas y andar a caballo.

    Los negros, ya fuesen esclavos o libres, no podían llevar armas, movilizarse de noche ni tener indígenas a su servicio. Los mulatos y los zambos tenían iguales restricciones que los negros, pero socialmente estaban sobre ellos. Mestizos, mulatos y zambos tenían libertad de 10 trabajar donde quisieran y con quien les conviniera. Los sacerdotes encargados de anotar la casta del niño o la niña llevados a bautizar, tenían en sus manos un gran poder.

    Los 53 obispos a menudo giraban instrucciones sobre el cuidado que se debía tener a la hora de registrar la etnia de los bautizados. Aquí se generó un sentimiento de menosprecio hacia las castas inferiores. Inicialmente, solo los españoles tenían prejuicios raciales, pero poco a poco estos permearon en todos los sectores de la sociedad colonial. Se dio así una profunda contradicción: Los juicios de limpieza de sangre muestran esa contradicción a las claras. Esos juicios se entablaban por diferentes motivos: Este fue el caso de Nicolasa y Manuela Rivera, a quienes los indígenas de Cot intentaban incluir como tributarias del pueblo, de donde era su madre.

    En lograron demostrar, ante el gobernador Perié, que eran hijas naturales de español con india soltera. Se les declaró "mestizas puras, limpias y honradas de nacimiento", por lo que podían residir donde les conviniera y estaban exentas de los tributos y servicios en 12 el pueblo de Cot. En la sociedad colonial, cada individuo debía recibir un trato conforme con su calidad. Llamar a alguien "mestizo" o "mulato" sin que lo fuera podía acarrear consecuencias legales, y quien lo hiciera podía ser castigado por el delito de injuria.

    En la vida cotidiana, en el diario trajinar en las calles o plazas, en los pleitos callejeros, también salían a relucir los prejuicios raciales. En Cartago, por ejemplo, una mujer insultó a otra diciéndole: En términos generales puede afirmarse que, a fines del siglo XVII, el proceso de mestizaje era reducido, y que, en la centuria siguiente, este se aceleró, y la población de sangre mezclada pasó a ser la predominante.

    La Iglesia contribuyó a mantener y preservar la homogeneidad de los sectores dominantes, ya que las licencias para celebrar matrimonios entre parientes las concedía por honestis familias, esto es, porque ambos contrayentes eran de familias ilustres y honestas, y el varón estaba dispuesto a casarse para conservar el lustre de las familias. En otras palabras, las familias podían acceder a la realización de un matrimonio étnicamente desigual, pero conveniente en términos económicos.

    Probablemente en ese período, los grupos sociales de sangre mezclada tuvieron posibilidad de enriquecerse, gracias al auge económico que se experimentaba en la provincia. Un estudio de los padrones indígenas de una centuria ha permitido a su autora extraer varias conclusiones. Primero, que durante todo el periodo los indígenas eligieron sus parejas entre sus mismos congéneres. Tercero, que esas mujeres establecieron su residencia en los pueblos indígenas de donde eran originarios sus maridos.

    En muchos casos, los hijos de esas parejas, al contraer matrimonio lo hacían con miembros de la misma comunidad, con lo que se propiciaba un proceso de "indianización. En los registros de bautizos de la parroquia de Cartago, aparecen bautizados numerosos indígenas, 57 a pesar de que en cada uno de los pueblos se llevaban los registros respectivos. Es probable que muchos de esos bautizos fueran de hijos de naboríos, pues en San Juan de Herrera no se llevaban registros separados. A fines del siglo XVIII casi no aparecen niños naboríos en los registros de bautizos, debido a la asimilación de esos indígenas en el proceso de mestizaje.

    De un total de 2 matrimonios en que aparecen mestizos, el 88,53 por ciento se realizaron entre miembros de la misma casta. Los matrimonios restantes de mestizos con miembros de otras castas, se desglosan así: El matrimonio de mestizo con indígena podía resultar favorable al mestizo, pues de ese modo podía asegurar su acceso a las tierras comunales. La unión de mulatos libres con mestizos constituía para los primeros un medio de movilidad social ascendente. A cambio, los mulatos económicamente exitosos, solían ofrecer montos importantes en arras.

    Para los grupos de españoles y criollos esta no dejó de ser una situación preocupante, a la cual intentaron poner remedio mediante la fundación de la Cofradía de la Purísima Concepción, en la parroquia de Cartago, cuyo fin fundamental era dotar a españolas pobres, en especial a las huérfanas, para que pudieran realizar alianzas matrimoniales que favorecieran la conservación de su linaje. Cuando su valor bajó, muchos propietarios recuperaron la inversión inicial vendiéndoles su libertad. Los esclavos varones en edad laboral -entre los 16 y los 35 años- tuvieron mayores posibilidades de comprar la libertad, sobre todo si sus dueños los encargaban de la administración de un cacaotal.

    Sin embargo, la mayor parte de las manumisiones fueron gratuitas: Las mujeres y los niños no eran, necesariamente, sus amantes ni sus descendientes ilegítimos; la paternidad biológica se comprobó 21 solo en el 11,5 por ciento de los casos. En estos se producían bienes agropecuarios, gracias al trabajo de las mujeres y de sus hijos y, en algunos casos, de trabajadores contratados. La ilegitimidad fue un factor muy importante para fortalecer el proceso de mestizaje. Entre y , el porcentaje de hijos ilegítimos registrados en la parroquia de Cartago varió entre un 24,62 por ciento para el quinquenio , y un 34,49 por ciento para el quinquenio La mayor parte de los hijos ilegítimos descendían de padres de diferentes etnias.

    Las uniones informales eran muy frecuentes entre las mujeres mestizas, por lo que en las actas de bautizo se indica muy a menudo "madre mestiza, padre no conocido. La ilegitimidad era mayor entre los mulatos y negros que entre los mestizos. De esclavos bautizados en el período en la parroquia de Cartago, solo 79 aparecen registrados como legítimos, 22 mientras el 75,47 por ciento eran ilegítimos. Esto es particularmente evidente en el caso de los esclavos. Los amos eran dueños de sus cuerpos, y, particularmente en el caso de las mujeres, también de su sexualidad.

    El obispo Thiel comprobó esa realidad, gracias a los diferentes censos levantados por los gobernadores españoles, durante las visitas que realizaban cada cierto tiempo a los pueblos. Sin embargo, la mortalidad infantil era muy alta. Por ahora, este 61 tipo de investigación resulta sumamente complejo, no solo por la falta de precisión en las denominaciones étnicas, sino también porque el concepto de familia en esa época era un poco ambiguo. En familias de otros sectores, tampoco era extraña la presencia de personas allegadas que vivían bajo el mismo techo.

    En los otros grupos sociales predominaba el llamado "amancebamiento", es decir, la unión libre. A las damas de la elite se les exigía la castidad. Sin embargo, hubo excepciones muy comentadas en la época. En efecto, fueron frecuentes las demandas de damas de sociedad y de mujeres campesinas, contra hombres que, luego de seducirlas, las abandonaban. Si la mujer ganaba el juicio, el hombre debía casarse y vivir con ella hasta que uno de los dos falleciera.

    Pero esos mecanismos legales solo operaban cuando la mujer se enfrentaba a un hombre de su misma condición étnica y social. Las mujeres mestizas, mulatas y negras no podían utilizar el argumento de la seducción, cuando, después de tener relaciones sexuales con un descendiente de españoles, este las abandonaba. Las mujeres pertenecientes a las castas, en particular las esclavas, ni siquiera tenían posibilidades legales de defenderse, incluso en caso de que hubieran sido víctimas de violación por hombres de la etnia dominante.

    Los representantes de esas instituciones se propusieron obligar a los amancebados a contraer matrimonio, e intervinieron para castigar los delitos de incesto, violación, estupro y adulterio cometidos en todos los sectores sociales. Para entonces, en los grupos sociales no existían las dos esferas que hoy dominan la cotidianidad: Entre los pueblos indígenas de Barva y Pacaca, por el oeste, y Tucurrique y Turrialba, por el este, se encontraba radicada toda la población. La parte occidental se 63 volvió atractiva para muchos campesinos pobres, provenientes de Cartago y sus alrededores, donde la mayor parte de la tierra se hallaba en manos de propietarios privados, o formaba parte de los ejidos de la ciudad.

    Por otro lado, el sector occidental ofrecía varios atractivos para la migración: La posibilidad de trabajar como jornaleros aumentó en la segunda mitad del siglo XVIII, cuando se iniciaron nuevas actividades comerciales, gracias al crecimiento económico experimentado por el Reino de Guatemala, en el cual el añil cultivado en El Salvador se había convertido en "el producto motor" de la economía centroamericana. Como parte de los reajustes económicos de la época, en el año se implantó el estanco del tabaco. A la provincia de Costa Rica se le concedió el monopolio de este cultivo durante el período En resumen, desde la época colonial el Valle Central se convirtió en el corazón del país, como resultado de una combinación de factores: Después del Valle Central, la segunda región en importancia fue el Pacífico Norte.

    Los puertos seguros, la cercanía de Nicaragua y la presencia de grupos aborígenes con una agricultura capaz de proveer bienes y alimentos a los conquistadores, garantizó el interés de estos por la zona desde su llegada en la década de En su conjunto, era este un territorio bastante despoblado, entre otros motivos porque la población autóctona había sufrido seriamente durante las primeras décadas de dominio español, primero con la esclavitud y luego con el sistema de encomiendas. Las haciendas ganaderas del Pacífico Norte eran atendidas por mandadores y trabajadores asalariados, mientras sus propietarios, por lo general, estaban ausentes.

    Algunos de estos vivían en Rivas y otros en Cartago. La importancia de estas castas queda en evidencia en el padrón de Esparza y del valle de Bagaces, levantado en el año Entonces había en la zona habitantes, de los cuales eran mulatos el 79,8 por ciento , 71 españoles el 11,9 por ciento y solo 49 aparecen registrados como mestizos el 8,2 por ciento.

    En esta actividad se empleó mano de obra indígena de las zonas aledañas. Los propietarios de las haciendas residían en el centro del país, y se trasladaban a la zona solo en ciertas épocas del año, para disponer de la cosecha o para participar en el 66 comercio ilícito que realizaban los ingleses. Los cacaotales eran atendidos por esclavos negros y mulatos, y por trabajadores libres, de distintas castas, provenientes del centro del país.

    Se dio un paso importante en esa dirección en , cuando se construyó el templo. Hubo individuos que permanecieron en él mientras la actividad prosperó, pero nunca echaron raíces, y cuando esta decayó, retornaron al Valle Central. Al finalizar el período colonial, solo los vigías que resguardaban la costa permanecían ahí, mientras esperaban la llegada de una nueva guarnición.

    Patrones de asentamiento Durante el siglo XVI y principios del XVII, por medio de las capitulaciones se les dio a los conquistadores el derecho de fundar ciudades en los territorios que intentaban dominar. Numerosas ciudades y villas fueron fundadas con tan solo un puñado de vecinos, atendiendo, en algunos casos, a estrategias militares inmediatas, tanto para dominar a la población autóctona, como para indicar la preeminencia del grupo fundador sobre la fundación y defenderse de la eventual competencia de otras huestes.

    La fundación de una ciudad o villa garantizaba a sus fundadores ventajas económicas, como el acceso a la tierra y a la mano de obra indígena. De las catorce villas y ciudades fundadas por los españoles en el actual territorio de Costa Rica en el período , solo dos sobrevivieron: A lo largo del siglo XVII se produjo una crisis en el patrón de poblamiento urbano, motivada especialmente por el decrecimiento de la población aborigen, por la crisis en el comercio panameño y por el peligro de las invasiones de piratas de naciones enemigas de España, sobre todo Inglaterra y Francia.

    Esparza fue incendiada y saqueada en y en por piratas ingleses. Sus habitantes, temerosos, se vieron obligados a desplazarse hacia el valle de Bagaces, donde vivieron dispersos en sus explotaciones agropecuarias. Estos centros no eran ciudades o villas fundadas o trasladadas, de acuerdo con los patrones de poblamiento urbano de origen ibérico.

    En , los habitantes del valle de Barva recibieron la orden de hacer "casa de posada", para que tuvieran donde hospedarse cuando visitaran la población, siempre y cuando poseyeran haciendas de ganado o trapiches que no pudieran dejar abandonados. Quienes no tenían haciendas debían trasladarse a la "villa" en el perentorio plazo de treinta días. Si no cumplían la orden, estaban amenazados con severos castigos: Una vez vencido el plazo de treinta días, las auto31 ridades procedían a quemar los ranchos.

    San José, entonces llamada Villa Nueva, tuvo su primera iglesia en Las órdenes emitidas por las autoridades civiles y el apoyo de. A partir de mediados del siglo XVIII, las comunidades aldeanas de las incipientes villas adquirieron tierras por medio 69 de diferentes mecanismos. La donación fue uno de estos. Ya para , Villa Nueva contaba con casas y 4 habitantes, de los cuales, eran españoles, 3 mestizos y 35 mulatos.

    La situación era diferente en la parte oriental del Valle. En consecuencia, en la sección oriental no surgió ninguna población nueva en la segunda mitad del siglo XVIII. Casi todos los campesinos mestizos se vieron obligados a residir en tierras ejidales, donde tenían muy pocas posibilidades de agrandar sus explotaciones agrícolas, y estaban sujetos a un mayor control por parte de las autoridades coloniales, en especial, del cabildo de la ciudad. De ahí que muchos optaran por emigrar a los valles y las villas del oeste, en busca de oportunidades.

    La situación era tan grave que, en junio de , el cabildo de Cartago solicitó a la Real Audiencia que la jurisdicción de sus alcaldes se extendiera hasta el río Salto, alegando como motivo "la extinción" de Esparza. En la misma solicitud pidió que en la iglesia se diera asiento de preferencia a los alcaldes, pues los habitantes de Esparza eran solo mulatos, mestizos y negros.

    Fray Mateo Botella, regente del convento y de la iglesia parroquial de Esparza, se opuso rotundamente a la separación, opinión que fue compartida por el gobernador de la provincia, don Miguel Gómez de Lara. Para entonces el valle de Bagaces tenía habitantes, entre los cuales se 71 encontraban ocho familias españolas. La negativa de la Audiencia a la solicitud de los vecinos retrasó el desarrollo de un centro urbano en esa zona.

    Solo se construyó una sencilla ermita, en la ruta entre Bagaces y Cañas. En la iglesia ya contaba con un coadjutor propio, pero la población creció muy lentamente. Fabricaron nueve casas de paja, sin orden, y una ermita de la misma especie. Cuando pasé por allí se hallaba con tantos furos en el techo y los vientos soplaban con tal furia, que era imposible mantenerse dentro. Por este motivo, no prediqué, ni confirmé, ni dije misa en ella. Cuando Morel la visitó, en esta solo había una ermita muy "pequeña e indecente" de paja, y "doce casas de la misma especie sembradas en el monte.

    Hacia , en los documentos se comienza a mencionar un sitio para el embarque y desembarque de mercadería, en una hacienda perteneciente al comerciante panameño don Miguel Antonio de Unanué. A fines de siglo se construyó un edificio, destinado a almacenar el tabaco que estaba listo para ser exportado, pero no fue sino hasta en cuando el lugar se habilitó oficialmente como puerto. La creciente demanda de ganado en el mercado centroamericano, así como el desarrollo de haciendas cacaoteras en el istmo de Rivas, influyeron para que las tierras del valle del Tempisque, ricas en pastos naturales, se valorizaran, y para que muchos hacendados se 72 dispusieran a legalizar sus posesiones.

    Mestizos y mulatos provenientes del istmo de Rivas emigraron para enrolarse en las haciendas, ya fuese como trabajadores asalariados, o como colonos con derecho a usufructuar una parcela, a cambio de su fuerza de trabajo, cuando se requiriera. El lugar escogido pertenecía a Miguel Ramos, a quien estaban dispuestos a comprarle cuatro caballerías de tierras para asentar el poblado, adonde se iban a trasladar unos doscientos vecinos. Al año siguiente, Mella realizó un nuevo reconocimiento del sitio, y ordenó 73 a los vecinos que se dirigieran al obispo de León, para solicitarle que les permitiera erigir una iglesia.

    El obispo concedió el permiso, con la condición de que la construyeran mirando hacia occidente, con la mayor "decencia" posible, y la dotaran de todos los ornamentos necesarios. El sitio escogido para levantarlo fue el de la actual Liberia, en un cruce de caminos importante. Aunque por el momento no disponemos de documentos que confirmen nuestra hipótesis, pareciera que existió un problema entre dos grupos, el de los mestizos que vivían dispersos en hatos y estanzuelas y el de los hacendados, acerca del lugar donde se debía fundar el poblado. Muchos mestizos continuaron viviendo dispersos en el territorio del corregimiento, y fueron obligados por las autoridades a abandonar sus casas y hatos y a trasladarse a vivir al pueblo indígena.

    El corregidor Feliciano Francisco Hagedorn, por ejemplo, mandó dar fuego, en , a las casas de algunos vecinos que no vivían en poblado. La protesta de cinco familias no se hizo esperar. En el juicio de residencia del corregidor reclamaron sus derechos, pues habían perdido no solo sus casas y enseres domésticos, sino también algunos ganados, numerosas colmenas, sus milpas o existencias de maíz, y, en un par de casos, hasta la salud de quienes 40 vieron devorado por el fuego todo el fruto de sus esfuerzos. Sin embargo, mientras los campesinos descendientes de los españoles que habían sido gratificados con mercedes de tierras gozaban de propiedades adquiridas por la vía hereditaria, los campesinos mestizos carecían de títulos legales sobre las tierras que trabajaban.

    Esta situación tan precaria varió hacia mediados del siglo XVIII, cuando diversas comunidades aldeanas se organizaron con el fin de adquirir las tierras de que carecían para sus labores agropecuarias. En este capítulo nos proponemos profundizar en el estudio de las comunidades aldeanas, con el fin de comprender mejor las relaciones sociales que prevalecieron en el período colonial.

    Este capítulo consta de tres partes: También hubo un importante proceso de mestizaje, posibilitado, entre otras razones, por los matrimonios entre personas pertenecientes a distintas castas y por el alto porcentaje de hijos ilegítimos. La mezcla étnica no se produjo solo entre españoles e indígenas, como se ha creído tradicionalmente. El proceso de mestizaje incluyó a los negros y mulatos, ya fueran esclavos o libres. Por tal motivo, los costarricenses tenemos una mayor proporción de sangre negra de la que hemos creído, tal vez porque nos ha cegado el mito de que nuestro país es la "Suiza de América" y de que los costarricenses somos muy europeos.

    En el Valle Central las familias se dedicaban principalmente a la atención de sus pequeñas o medianas explotaciones agropecuarias. En el Pacífico Norte, la segunda región en importancia, la población no era tan densa, y predominaba el elemento mestizo y mulato. Esta región se distinguió por la ganadería y las grandes propiedades.

    p. 1-268 - Sinabi

    En consecuencia, su desarrollo urbano fue mínimo. Los residentes del Valle Central solo iban de paso, a visitar las haciendas en época de cosecha, a participar del comercio de contrabando, o a colaborar, como soldados, en el cuido de la costa. El resto del país no había sido dominado por los españoles, y era zona de refugio de los indígenas no sometidos.

    Historia de Costa Rica durante la dominación española. Biblioteca Patria, Vol. Editorial Costa Rica, 1 , p. San José, Biblioteca Patria. Editorial Costa Rica, 2a edición, , p. Autos hechos en Cartago sobre este asunto. Eduardo Fournier. Revista de Ciencias Religiosas y Pastorales. Arnaldo Moya. Comerciantes y damas principales de Cartago. La estructura familiar y el marco material de la vida cotidiana.

    Tesis para optar al grado de Magister Scientiae en Historia. Thiel, op. Norberto Castro y Tosi. Población de Costa Rica y orígenes de los costarricenses. El mestizaje: Tesis para optar al grado de licenciadas en Historia. Citado por Acuña y Chavarría, op. Sobre el orgullo del linaje se puede consultar: ACM, R. Carlos Meléndez. Conquistadores y pobladores. Orígenes histórico-sociales de los costarricenses. Margarita Bolaños. La lucha de los pueblos indígenas del Valle Central por su tierra comunal.

    Siglo XIX. Tesis para optar al grado de Maestría Centroamericana en His- toria. Acuña y Chavarría, op. Lowell Gudmundson. Estratificación socio-racial y económica de Costa Rica: Thiel, Bernardo A. Comisión Nacional de Conmemoraciones Históricas, , pp. Gudmundson, op. Arnaldo Moya, op. La renta de tabaco en Costa Rica y su influencia en el desarrollo del campesinado del Valle Central Occidental Tesis para optar por el grado de Maestría.

    Universidad de Costa Rica, , pp. Luis Fernando Sibaja. Año Costa Rica. Tierra y poblamiento en la Colonia. San José, Editorial Costa Rica, Historia general de Costa Rica. Volumen Euroamericana de Ediciones, Costa Rica, S. VI, pp. Rico, op. Véase también pp. Demanda contra el excorregidor de Nicoya don Feliciano Francisco Hagedorn, por la destrucción de casas emanada de orden suya de dar fuego a las de vecinos de aquella localidad, que vivían fuera de poblado, sin exceptuar a los propietarios dedicados a sus labores.

    Terminó por transacción. Estudios genéticos recientes así lo comprueban. Bernal Morera y Ramiro Barrantes. Las comunidades aldeanas adquirieron tierras por diferentes mecanismos: Donación de tierras En el año , la naciente Villa Nueva recibió la donación de las tierras que el presbítero Manuel Antonio Chapuí de Torres había recibido como herencia de su madre, doña Josefa de Torres.

    De acuerdo con 84 Solano, esa opción surgió gracias a la habilidad administrativa del Conde de Salvatierra, Virrey de Nueva España, en Las ventajas de tal modalidad de composición resultan evidentes: Rincón de Purires En el año , alrededor de cincuenta familias que habitaban en el Rincón de Purires se organizaron para promover el denuncio y la composición de las tierras que habitaban. El deseo de legalizar la posesión de las tierras fue motivado precisamente por un enfrentamiento con los aborígenes. En las declaraciones de testigos se esclarece, por un lado, que esas tierras habían sido otorgadas como merced, pero los títulos se habían perdido y volvieron a ser tenidas por realengas; por otra parte se señala que los indígenas de Tobosi habían abandonado la legua de tierras que les había medido el gobernador de la provincia, Lacayo de Briones, en el sitio llamado "La Candelaria", en donde no se hallaban bien.

    De esta primera medida no se les habían entregado títulos, y ahora solicitaban se les midiera su legua en tierras contiguas a las que habían adquirido mediante compra a un particular. Esa medida abarcaría precisamente el Rincón de Purires. Los blancos pobres y ladinos residentes en ese lugar argumentaban a su favor que los indios de Tobosi eran solo diez seis casados y cuatro solteros. A pesar de ser pocos, impedían el corte de leña, la recolección de bejuco y la roza de nuevas tierras para las siembras.

    Las tierras medían alrededor de treinta y ocho caballerías. A pesar del argumento a favor de la concesión, de que con el producto de esas tierras se abastecía en buena parte la ciudad de Cartago, donde anualmente se experimentaba escasez de granos y otros víveres, en la documentación no aparece ninguna resolución al respecto. En este caso resulta interesante señalar que el gobernador de la provincia ofreció satisfacer de su propio peculio los derechos a las tierras, 7 "condolido por la miseria" de los solicitantes.

    Sin embargo, el título de esas tierras fue librado a favor del cabildo de Cartago. Las familias de San José eran unas mil quinientas, y alegaban el derecho de posesión de las tierras, por ser "antiguos pobladores y descubridores. En octubre de , el gobernador Nava dio orden de remedir las tierras de Curridabat. Al topar, en diversos puntos, con tierras medidas y compuestas, se las repuso hasta completar su legua por los rumbos que no se hallaban invadidos. Finalmente, en , José Santa Ana Jiménez hizo medir las tierras del Chocó, de treinta y siete caballerías. Estos se comprometieron a poner su parte cuando les fuera cancelada la cosecha de tabaco de , y en diciembre de ese año tomaron posesión de las tierras del Chocó, con todas las solemnidades de costumbre.

    Las tierras y sus títulos quedaron en manos de estos, y a los herederos de Pérez se les reconoció el dinero invertido parte en tierras y parte en efectivo. También colaboraron varias cofradías y los miembros de la compañía de milicias de esa población. Por otra parte, se puede comprobar el control efectivo por parte del Ayuntamiento de Cartago, ya que las tierras de La Carpintera finalmente fueron tituladas a nombre del cabildo. También se destaca la influencia de las actividades tabacaleras, tanto en San José como en Villa Vieja.

    Esto permite suponer que esas agrupaciones desempeñaron un papel de primer orden como instituciones económicas interesadas en adquirir tierras donde pudieran pastar sus ganados. Redención de capellanías La redención de tierras sobre las cuales pesaban capellanías fue otro de los mecanismos utilizados por los "comunes" de los pueblos para resolver el problema de la falta de tierras. La información recopilada permite conocer 90 dos casos: Este alegaba que esas tierras eran de su pertenencia, y que, por tanto él podía arrendarlas o expulsar a los ocupantes.

    En realidad, Umaña no era dueño de las tierras, sino que se había hecho cargo de una capellanía. En la declaración de los testigos se explica que las tierras habían pertenecido al padre Cascante, y que, posteriormente, los padres Pomar y Camacho, beneficiarios de las capellanías fundadas sobre la propiedad, habían cobrado terrajes. También se comprometían a no cobrar terrajes, esquilmos ni cualquier otro tipo de exacción.

    Los "comunes", previendo la posibilidad de que esas reglas fueran violadas, dictaron penas para castigar a eventuales contraventores. En los potreros también pastaba el ganado perteneciente a diferentes cofradías. En las tierras de los "comunes" de Villa Nueva y Villa Vieja se presentó una serie de conflictos entre los campesinos que se dedicaban al cultivo de granos y a la cría de ganado y los cosecheros de tabaco, quienes producían para la factoría.

    Al principio, estos cultivaban tabaco en lugares montuosos y breñas, donde roturaban la tierra, sembraban una o dos cosechas y luego abandonaban los terrenos, los cuales podían, entonces, ser ocupados por sembradores de granos. El conflicto se presentó cuando la factoría, para controlar mejor la calidad del producto y evitar el contrabando, obligó a los cosecheros a sembrar en un solo lugar, y excluyó a los sembradores de granos. Ellos escogieron parte de las tierras de los "comunes" de Villa Vieja y Villa Nueva, en las vegas del río Virilla, cercanas a los almacenes de la factoría.

    El factor y los peritos encargados de examinar las tierras juzgaron que las cuadrillas habían seleccionado las tierras acertadamente, pero que existía el inconveniente de que los labradores de milpas se estaban apoderando de la zona. El factor solicitó al gobernador que desplazara a los campesinos.

    A pesar de este argumento, el gobernador terminó cediendo a las exigencias del factor. Los gobernadores de la provincia, o sus lugartenientes en los valles, solo en casos contados favorecieron la adquisición de tierras, como una manera de subsanar la escasez siempre relativa de terrenos de cultivo para familias de ladinos y de blancos empobrecidos. En algunos casos los gobernadores intervenían en su calidad de jueces superiores para dirimir conflictos, ya fuera entre una comunidad ladina y un pueblo de indígenas, o dentro de una misma comunidad.

    Sobre todo eran personas dignas de confianza y con fama de honradez a toda prueba. Sin embargo, los vecinos podían retirarles el poder y pedirles cuentas de los dineros recogidos, si les perdían la confianza. Argumentaban que ya no deseaban las tierras adquiridas por Monge y exigían que les devolviera el dinero con el cual habían contribuido. Don Pedro Monge debió realizar tres viajes a León de Nicaragua, en los cuales demoró doscientos dos días. J y como en el referido tiempo se ha portado con la exactitud que pedia nuestro encargo exponiendo su salud y aun la vida en viajes a Leon haciendo trabajar su familia, abandonando sus sementeras y oficio, por 2 no desdeñarse de la solicitud en nuestra empresa Las cuentas entregadas en a solicitud del grupo de vecinos de Ojo de Agua también fueron exactas y todos se dieron por satisfechos.

    Otro aspecto que merece destacarse es el lugar donde se realizaban las juntas de vecinos. Acosta no estuvo de acuerdo con esa disposición, pues consideró que 26 no había suficientes personas idóneas para desempeñar esos cargos. Esa constitución señalaba, entre las funciones de los ayuntamientos, que velaran por asuntos relativos a la adjudicación de tierras comunales, como los "propios" de los pueblos y los ejidos. En el Valle Central había funcionado, aunque con algunas interrupciones, el cabildo de la ciudad de Cartago.

    A partir de se eligieron también ayuntamientos en las villas de ladinos ya mencionadas. En la primera etapa, los ayuntamientos constitucionales funcionaron hasta diciembre de , cuando cesaron en sus actividades debido al restablecimiento del absolutismo por parte de Fernando VII. La segunda etapa de los ayuntamientos constitucionales se inició en agosto de , cuando se restableció la constitución de , después de la revuelta encabezada en España por el general Riego.

    No obstante, existe evidencia de que esta prohibición no siempre fue respetada. Ya no bastaba la venia del teniente de gobernador para escoger un solar en el centro de la villa o cercar un terreno para cultivarlo. El 11 de enero de el cabildo acordó: Asimismo dispuso que se abrieran las parcelas cultivadas, una vez recogidas las cosechas, para que la comunidad utilizara el rastrojo. El cabildo también concedió tierras a quienes las solicitaron para dedicarlas a la agricultura.

    Los dueños de cañales y trapiches debían contribuir con cuatro reales anuales y los propietarios de molinos con ocho. Mayor injerencia en los asuntos relativos a las tierras comunales tuvo el cabildo de Alajuela. Ante la falta de fondos para llevar adelante las tareas de la comuni33 dad, el cabildo dispuso cerrar algunos potreros y arrendarlos. En cada uno de los montes circunvecinos se nombraba a una persona para que vigilara el cumplimiento de lo mandado, y para que repartiera a los vecinos la tierra 34 que cada uno necesitaba para sus labores.

    En el pequeño mundo rural de principios del siglo XIX, se concebía como amenazante la llegada de extraños; el cabildo esgrimió, entonces, razones de orden moral para justificar su decisión: Esto se explica, por un lado, porque los ayuntamientos constitucionales tomaron medidas tendentes a 97 proteger los derechos de los miembros de las comunidades y, por otro, porque los miembros de los cabildos eran elegidos popularmente. Esto, a su vez, favoreció el surgimiento de pequeñas y medianas unidades productivas. Por tanto, una vez que los hijos de los dueños de las tierras crecían y formaban nuevas familias, gozaban del bien fundamental en aquel tipo de sociedades: Pero para desarrollar una nueva unidad campesina, no bastaba tener asegurado el acceso a la tierra.

    También era deseable contar con el apoyo de los padres, por lo que los hijos recibían adelantos de su herencia cercos, telas, ropas, ganado e instrumentos agrícolas, y, excepcionalmente, dinero , que llevaban en calidad de "aportes" al matrimonio. En realidad, la disolución de los "comunes" se inició desde su interior, antes de que las autoridades del naciente Estado decidieran disolverlas por influencia de las ideas del liberalismo ilustrado, el cual propugnaba por la propiedad individual de la tierra.

    Los vecinos del barrio del Murciélago fueron los primeros en tomar la iniciativa. El 11 de octubre de , ante el 99 alcalde segundo de San José, dieron poder a Rudecindo Rodríguez, Trinidad Castro y Juan Rojas para que dividieran las tierras del vecindario. Una vez 39 hecha la partición, quedó desintegrada la comunidad.

    Ciertamente, la identificación con la comunidad no era, en modo alguno, una característica que distinguiera a los sectores de ladinos ni de "españoles. Historia de Costa Rica durante la dominación española, Biblioteca Patria. El tiempo virreinal. Revista de Indias, enero-junio, , pp. Este tema no ha sido estudiado en otros países de Centroamérica. Revista de Indias, , julio-diciembre, , pp.

    ANCR, C , 26 de abril de , 16 fs. ANCR, C , 5 de noviembre de Denuncio que hacen los vecinos de Cartago de un baldío en La Carpintera. Título de 3 caballerías, cuerdas, en la Carpintera, a favor del cabildo de Cartago. ANCR, C , 25 de setiembre de , 46 folios.

    ANCR, C , 18 de agosto de ANCR, C , 29 de octubre de Denuncio de 25 caballerías, cuerdas en Río Segundo hecho por Francisco Antonio Pérez en quien se remató lo denunciado. Testimonio de título de tierras 52 caballerías extendido a favor del vecindario de Villa Vieja. ANCR, C , 17 de abril de 1 , 29 fs. Contiene títulos y confirmación. Con respecto a las cofradías, véase: Ligia Carvajal y Guillermo Arroyo.

    La cofradía en el Valle Central, principal obra pía de la Colonia. ANCR, C , Solicitud de varios vecinos de San Juan del Murciélago para que se exigiera a Hermenegildo Aguilar que entregara el testimonio en su poder del expediente de en el que, por sentencia definitiva, el gobernador Juan Esteban Pinillos ordenó que se tuvieran por comunes tierras de la vecindad que habían sido capellanías y redimidas por los vecinos. Véase también: ANCR, C , 4 de setiembre de Se redime capellanía. Expediente formado por el alcalde primero de San José sobre el despojo y reclamaciones de varios labradores que fueron expropiados de parte de sus tierras para cultivar en ellas tabacales de la factoría.

    Solo Jorge Salazar, apoderado de los vecinos de Quebrada Seca, era analfabeto " Vecinos de Ojo de Agua piden al gobernador Acosta justicia por los repartimientos a que los obliga el apoderado don Pedro Monge. ANCR, C , f. ANCR, C , 1 de mayo de , fs. Solicitud de los vecinos de Heredia para que se les mida terreno de 1 y -legua de largo por- de legua de ancho. Carlos Araya y Priscilla Albarracín. Historia del régimen municipal en Costa Rica. Cita en folio 8. Actas del Ayuntamiento de Alajuela. ANCR, G , 25 de enero de , 2 fs. Imprenta Nacional, , p. Para ampliar la información sobre la disolución de la propiedad comunal véase: Continuidad y cambio en la historia agraria de Costa Rica San José: Editorial Costa Rica, Silvia Castro, "Conflictos agrarios en una época de transición.

    La Meseta Central, La incidencia del dinamismo del comercio en las distintas sociedades dependió, no solo del volumen de los intercambios, sino también de la capacidad de los diversos grupos de productores para integrarse a la expansión mercantil, y de las condiciones que determinan la particular forma de vinculación de esos productores con el mercado. En este capítulo analizamos las potencialidades de los productores del Valle Central para responder a los retos planteados por el ciclo de crecimiento económico del siglo XVIII, considerando los cambios operados tanto en el grado de vinculación mercantil como en el entramado de las relaciones sociales.

    En el diminuto universo del Valle Central se percibía claramente la ínma relación que existía entre la capacidad de respuesta a los cambios ti ocurridos en el grado de vinculación mercantil y las relaciones que se establecieron entre los grupos sociales. Resultados del crecimiento Si un viajero, hacia el año , hubiese tenido la oportunidad de conocer el oriente y el occidente del Valle Central, y si su longevidad le hubiera permitido regresar unos ochenta años después, se habría sorprendido de la magnitud de las transformaciones operadas en esa región.

    Los pueblos de indios existentes a ambos lados del valle parecían condenados a desaparecer. La actividad económica del valle se concentraba en el oriente. Cartago era la residencia del empobrecido grupo dominante que, en vano, cifraba sus esperanzas en la actividad cacaotera.

    Ochenta años después, el viajero hubiera encontrado una situación diferente. En amplias zonas del occidente los bosques habían desaparecido casi por completo, y en su lugar se observaban extensos parajes ganaderos y pequeñas parcelas cercadas, dedicadas a la siembra. Casas, trojas y, en especial, trapiches, constituían las edificaciones típicas del paisaje agrario. Villa Vieja Heredia y Villa Nueva San José , las principales poblaciones del occidente, distaban mucho de tener una verdadera apariencia de ciudades. Nuestro viajero hubiera notado que las familias principales llevaban una vida austera, acorde con sus limitados recursos.

    Habitaban en amplias y cómodas, aunque sencillas casas de adobe. Sin embargo, los ricos habitantes de la provincia habían logrado consolidarse como grupo dominante, gracias a que habían encontrado en la actividad comercial un eficiente mecanismo de acumulación de riqueza. Los mestizos que habitaban los arrabales de Cartago eran ya una minoría a fines del siglo XVIII, pues buena parte de ellos se habían ido a probar suerte al otro lado del valle, donde se establecieron. Y no eran pocos los productores que habían dejado su mísero mundo para ingresar a otro de relativa abundancia.

    El viajero hubiera comprobado que la sociedad indígena había sido menos vulnerable al cambio. En síntesis, el forastero hubiera constatado, a simple vista, que hubo un aumento de la población y una expansión económica, pero que estos procesos tuvieron efectos disímiles en los diversos sectores sociales y en las dos partes del Valle Central que, hacia fines del siglo XVIII, habían sido colonizadas. La expansión mercantil, después de un largo período de estancamiento, les abrió nuevas perspectivas económicas.

    El predominio de un campesinado libre impedía la formación de una fuerza de trabajo que permitiera, a unos cuantos poseedores de grandes explotaciones, monopolizar la producción de mercancías. No obstante, el grupo dominante, sin perturbar la libertad de los productores, quienes continuaron siendo dueños de sus medios de subsistencia, logró establecer con estos una lucrativa relación económica. En efecto, los comerciantes obtuvieron ganancias intercambiando bienes con el campesinado.

    Los crecientes contactos comerciales con el exterior y la existencia de productores que, convencidos de los beneficios del intercambio, se esforzaban por aumentar el volumen de su producción mercantil, constituyeron los soportes de las fortunas que posibilitaron la existencia misma del grupo dominante.

    Aunque los mestizos estaban sometidos al comerciante, el dominio que este ejercía sobre el productor era bastante limitado. El campesino no dependía del mercader para su sobrevivencia, ya que estaba capacitado para producir bienes de consumo. No solo producía la mayor parte de lo que consumía, sino que enviaba al mercado los excedentes, es decir, los bienes creados con el concurso de su familia que no le eran esenciales para el crecimiento de su unidad productiva.

    Por tanto, el mercader solo podía apropiarse de una ínfima porción de lo que el campesino producía. Por otra parte, si bien el comerciante se enriqueció gracias a los excedentes generados por los campesinos, estos también disfrutaron de los beneficios del comercio.

    Related Interests

    Muchos productores lograron, gracias a su relación con el mercado, mejorar su situación material. El campesino enriquecido invirtió sus excedentes en adquirir artículos suntuarios las joyas, por ejemplo, empezaron a formar parte de su patrimonio , y, sobre todo, en agrandar su explotación agropecuaria y adquirir nuevos instrumentos de producción. Otra era la situación del indígena. Aunque puede advertirse cierta estabilización e incluso alguna recuperación en la población aborigen, esta se encontraba muy lejos de alcanzar las tasas de crecimiento de la población mestiza. Las posibilidades de beneficiarse con la expansión mercantil que tuvo el productor libre no fueron compartidas por el indígena.

    En los tiempos en que las cosechas eran abundantes, sus explotadores acaparaban toda la producción excedentaria. Y cuando las cosechas eran deficientes, se apropiaban, no solo de la producción excedentaria, sino también, de la necesaria, es decir, de la imprescindible para la sobrevivencia de los miembros de la comunidad indígena. El indio, por la estrecha relación que existía entre su visión de mundo y l as formas de organización del proceso productivo y por ende, de su utillaje técnico , opuso una firme resistencia al cambio tecnológico.

    Pero, de todas formas, no había ninguna razón valedera que lo impulsara a mejorar las condiciones materiales con que enfrentaba, diariamente, a la naturaleza. Cualquier aumento de la producción ya se debiera a un incremento del tiempo de trabajo o a la introducción de nuevas técnicas y métodos de cultivo hubira incitado a sus dominadores a buscar la forma de apropiarse del excedente.

    A diferencia de los productores mestizos, no introdujeron el arado, sino que siguieron practicando sus métodos ancestrales de cultivo. Esto se aprecia claramente en los productos que entregaban a funcionarios de la Corona por concepto de tributo. En , la Audiencia de Guatemala fijó el tributo en dinero y en especie, que debían pagar los trece tributarios del pueblo de San Juan de Tobosi: Diecinueve tostones y dos reales en dinero, seis y media fanegas de maíz, trece libras de cera, trece cuartillos de miel, seis y medio panes de sal, seis y medio almudes de chile, seis y medio almudes de frijol y otros tantos de maíz para Granada.

    Sin embargo, tenemos razones valederas para suponer que el indio, desde mediados del siglo XVIII, cuando se restableció el pago del tributo mixto, tuvo mayores contactos con el mercado, que el productor libre de medianos recursos que no participaba en la producción tabacalera.

    El pago periódico de tributos obligaba al aborigen a participar regularmente en el intercambio mercantil, ya fuera como vendedor de bienes agrícolas y artesanales, o bien con su propia fuerza de trabajo. El productor mestizo, en cambio, podía cubrir la mayor parte de sus obligaciones con el Estado y especialmente con el comerciante, sin convertir sus excedentes en dinero. Por otra parte, al productor indígena la vinculación mercantil difícilmente le reportaba beneficio alguno, pues, por lo general, apenas le alcanzaban sus ingresos en dinero para pagar los tributos a las autoridades coloniales.

    En cambio para el productor libre, aunque el mercado significaba aceptar los desfavorables términos de intercambio impuestos por el comerciante, también le ofrecía la oportunidad de adquirir novedosos bienes de consumo y de producción. Durante el siglo XVII, la población indígena disminuyó sensiblemente. Sin embargo, en el transcurso del siglo XVIII, no solo logró estabilizarse, sino que incluso tuvo una leve tendencia a la recuperación. Pero, como se analizó en el capítulo anterior, el ritmo de crecimiento de la población india no tuvo parangón con el de la población blanca y mestiza.

    Por ejemplo, en , la población josefina alcanzaba la cifra de 16 habitantes, de los cuales solamente , es decir, apenas el 5 por ciento, correspondían a los pueblos indígenas de Curridabat y Aserrí. Y la población total de Heredia era de 12 habitantes, 3 pero el pueblo indígena de Barva contaba apenas con almas. El incremento de la población mestiza también estuvo estrechamente vinculado con su expansión territorial.

    El indígena, en cambio, por los mecanismos coactivos que i mpedían su movilidad espacial y, especialmente, por los fuertes lazos que lo ligaban a su comunidad, permaneció atado a su tierra. Los indígenas que optaron por ladinizarse y dejaron su pueblo para convertirse en colonizadores, debieron renunciar a su identidad étnica, es decir, dejaron de ser indios. En síntesis, mestizos e indios del siglo XVIII enfrentaron condiciones materiales tan distintas, que el universo social de unos era incomprensible para los otros.

    Crecimiento y cambio tecnológico El cerco Una descripción del paisaje agrario del siglo XVIII nos obligaría a señalar dos de sus elementos esenciales: En efecto, los campesinos del Valle Central acostumbraban cercar los terrenos en los que realizaban sus labores agrícolas. Buena parte de los productores, especialmente los del sector occidental, disponían de varios cercos, cada uno de los cuales estaba dedicado a una actividad agrícola determinada. Sin embargo, no fue sino a partir de las primeras décadas del siglo XVIII, cuando el cerco se convirtió en un elemento típico del campesinado colonial.

    La importancia del cerco en el proceso de expansión económica se ha menospreciado, porque erróneamente se le ha considerado inherente al origen del campesinado costarricense. El mestizo de principios del siglo XVIII, por su parte, practicaba el cultivo itinerante en los montes, por lo que no acostumbraba cercar las tierras de labranza.

    En la documentación, hay claras evidencias de que, para entonces, predominaba una división del espacio: La abundancia de tierra disponible permitía al agricultor practicar métodos extensivos de cultivo: Los mestizos, en cambio, se realizaban como productores independientes en un espacio físico diferente.

    El campesino ya no pudo conservar sus antiguos métodos de siembra, pues las condiciones ecológicas de las regiones ganaderas y, en especial, la convivencia con el ganado, los obligó a renunciar al extensivo método de cultivo practicado en los montes. El agricultor debió hacerle frente a una nueva realidad: Con el arado el agricultor ya no necesitaba dejar la tierra en barbecho durante largos años.

    Por tanto, podía subsistir con una cantidad de tierra bastante inferior a la que demandaba el método de roza. Este proceso de cambio tecnológico es descrito con admirable claridad en un manifiesto redactado por los tenientes generales de Cartago, quienes se oponían a la invasión campesina a las tierras ganaderas, y alegaban que, cuando los campesinos sembraban en los montes, las siembras eran abundantes. En el alférez Joseph de Morales, síndico de la ciudad de Cartago, como vocero de los intereses de los ganaderos, manifestaba su descontento de la siguiente manera: En ese conflicto, aunque las autoridades coloniales siempre tomaron partido a favor de los ganaderos, estos y los labradores tuvieron que aprender a convivir.

    La multiplicación de las unidades productivas campesinas fue un proceso irreversible que, lejos de detenerse, se aceleró en la segunda mitad del siglo XVIII. Por consiguiente, ya a inicios del siglo XVIII la población campesina intensificó las técnicas de producción, abandonó la agricultura itinerante, cercó las tierras e introdujo el uso del arado. Esto, en alguna medida, se explica por las favorables condiciones que el campesinado encontró para adoptar la ganadería.

    Incorporar animales a la producción agrícola no significó, como en otras partes, utilizar un medio de producción cuyo costo era muy elevado. El ganado, en ninguna época del año permanecía en los establos. Por otra parte, las relaciones de propiedad ofrecían al campesino excelentes condiciones para el desarrollo de la actividad agrícola. Las tierras donde pastaba el ganado fueran estas ejidales, compuestas colectivamente con la Corona, o realengas.

    En las tierras del campesino, las actividades agrarias y las pecuarias se caracterizaban por ser bastante independientes unas de otras.